La Boda de mi mejor Amigo

Julia es una renombrada crítica gastronómica con miedo al compromiso. A pesar de eso, su mejor amigo Manuel y ella se habían prometido que si para cuando cumplieran 35 años seguían solteros, se casarían entre ellos. Una tarde, Julia recibe una llamada de Manuel en la que le dice que dentro de cuatro días va a casarse con alguien más.

Título original: La boda de mi mejor amigo

Año: 2018

Director:  Celso R. García

Actores:  Ana Serradilla, Miguel Ángel Silvestre, Carlos Ferro, Natasha Dupeyrón

Fecha de estreno: 14 de Febrero 2019 (MX)

Por: Harry Plus

14 / Febrero / 19

Harry Plus

Licenciado en Derecho, migrante chihuahuence, editor en diario Basta, Conductor. 

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Un remake agradable y fiel a la historia que protagonizó Julia Roberts en los 90’s; Miguel Ángel Silvestre se roba el show.

Definitivamente cuando se anunció que se realizaría la versión mexicana de La boda mi mejor amigo, cinta protagonizada en 1997 por Julia Roberts y Cameron Díaz, surgió la gran duda, ¿respetará y estará a la altura de la original?... Y la respuesta es clara, la producción cumple con las expectativas (a su manera claro), y ya, logra su cometido de entretener y llegar de forma agradable al target que disfruta de las comedias románticas en la pantalla grande.

El director Celso García y el guionista Gabriel Ripstein, no se toman mayores dificultades y siguen casi al pie de la letra la historia original de P.J. Hogan y Ronald Bass, es una calca tropicalizada de dicha historia, con algunos ajustes que no afectan para nada la trama. Punto a favor es que la historia no abusa del lenguaje altisonante, ni de chistes sosos o situaciones inverosímiles, como suele ocurrir en la mayoría de las producciones mexicanas de este estilo, pero no, aquí la historia aunque comienza con bastantes problemas para tomar vuelo y lograr conectar con la audiencia, se va desarrollando de manera justa y precisa para lograr entretener y emocionar a quien la ve, corrigen el rumbo de manera acertada y en mayor acierto es por la incorporación del actor español Miguel Ángel Silvestre.

Síguenos en Facebook

Las actuaciones son dispares, pues mientras encontramos a un fascinante, carismático y magnético Miguel Ángel, que roba cámara en cada toma en la que aparece, por el otro lado Carlos Ferro se siente incómodo y fuera de lugar, con reacciones falsas y expresiones por demás cuadradas, muy de “telenovela”; por el lado de las mujeres, Natasha Duperyón se muestra divertida, en confort, adueñándose de su papel, mientras que Ana Serradilla demuestra por momentos mucha sobriedad, solo cumple con el personaje pero no da el extra para destacar.

En general, la cinta sabe cuál es su razón de existir y no desvía su rumbo, cumple con lo esperado y logra entretener de manera honesta, pero hasta ahí, sin llegar a niveles extraordinarios. Todos van a querer a Miguel Ángel Silvestre, un personaje como pocos se han visto dentro de las cintas de comedia en nuestro país.   

Esta historia es considerada una de las favoritas para ver con tu pareja en el Día del amor y la amistad