Oblatos: El Vuelo que surco la noche

Guaymas y Toño parecen ciudadanos ordinarios. Los une un pasado común: ambos estuvieron presos en el Penal de Oblatos, en Guadalajara, por ser parte de la Liga Comunista 23 de Septiembre, la guerrilla urbana más grande de México en los años setenta. El 22 de enero de 1976 se fugaron en una compleja operación que dejó perplejas a las corporaciones policiacas. En este documental relatancómo organizaron la fuga, por qué luchaban y por qué luchan ahora.

Título original: Oblatos: El Vuelo que surco la noche

Año: 2019

Director:  Acelo Ruiz Villanueva

Actores:  Antonio Orozco Michel, Álvaro Mario Cartagena López, 
Bertha Lilia Gútierrez 

Se Presento: FICG 34

Por: Lucia Campos

11 / Marzo/ 19

Lu Campos

Amante del Septimo arte y de una buena historia que me haga sentir, productora, editora y conductora. 

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Ya comenzó el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, y la primera película que se proyectó en esta competencia por el premio Maguey es el documental del director del CCC Acelo Ruíz Villanueva.

Esta película habla de cómo un grupo de amigos aparentemente ordinarios comparten un pasado común, estuvieron presos en el penal de Oblatos en Guadalajara por haber sido parte de la liga comunista que se desató en los años setenta. Después de haber sido torturados y privados de su libertad logran fugarse de la cárcel.

Este documental relata cómo organizaron la fuga por medio de testimonios de algunos de los 6 amigos que se libraron de ese destino, así como algunos que vivieron está experiencia tan dolorosa.

Lo relevante de este documental es la manera en la que se relata cada una de las historias, la cinefotografía y el cómo se ilustran los momentos que nos llevan a conocer y sentir empatía por Guaymas y Toño, dos de los estelares que comparten la mayoría de las vivencias con un toque de humor, nostalgia, dolor y sobre todo verdad.

Lo que quedó impreso en mi cabeza es la valentía de cada uno por seguir peleando por sus ideales sin flaquear, porque creen inquebrantablemente en el cambio que buscan, y por el cual están más que dispuestos a sacrificar su libertad.

La belleza del acercamiento que hay en estos Festivales y sobre todo en este de Guadalajara es la oportunidad de acercarte a los creadores y escuchar de cada uno de las personas involucradas la experiencia al ver proyectada la pelicula qué les costó sangre sudor y lagrimas, pero al final nada pesa más que la satisfacción de escuchar los comentarios del público que se quedan con un fragmento o una frase.
Sin duda es una de las contendientes que tiene más fortalezas por contenido a ganar el Mayahuel.

Síguenos en Facebook